Acabo de crear mi web en internet, ¿y ahora qué?

Acabo de crear mi web en internet, ¿y ahora qué?

Vas a empezar tu negocio en internet. Acabas de crear o te han programado tu primera página web, con un diseño elegante y preciosa.

Y seguramente no pasa nada.

Es normal. La época donde ponías una página web y empezabas a vender o la gente contactaba contigo pasó hace mucho tiempo. Ahora una página es web el comienzo de un camino, no el final.

El 90% de las páginas webs fracasan el primer año. Conozco caso de páginas con presupuestos de 400.000€ para crearlas, más luego más inversiones para llegar a la conclusión de que faltaba algo más que una página web.

Te voy a enseñar como hacer las cosas con un orden y una lógica para que tengas éxito en internet.

Paso 1: ¿Por qué quieres tener un negocio en internet?

Es la primera pregunta que suelo realizar a la gente y seguro que te identificas con una de estas respuestas:

  • Para anunciar mis productos en internet.
  • Para estar cerca de mis clientes.
  • Para salir primero en Google.
  • Por imagen.

Y preguntas, ¿no quieres vender más? ¿no quieres que más gente gaste en tu tienda o en tu restaurante? ¿No te gustaría ganar más dinero?

El fallo más frecuente al poner tu negocio en internet es no pensar que internet, tu web, es una extensión natural de tu negocio, no algo aislado.

Los objetivos que tienes en su vida real, tienen que ser los mismos, similares, o alineados con tu negocio real. No vas a pagar las facturas saliendo el primero en Google, o estando cerca de tus clientes. Estás confundiendo tus objetivos con el medio.

Como ves, lo importante

Paso 2: Crear tu página web con inteligencia.

Una página web se compone de cuatro elementos. Programación + diseño + contenido + accesibilidad. Y todos tienen la misma importancia.

Repetimos, todos los elementos tienen la misma importancia. Es como una mesa, si falla una de las patas, cojea.

Si te venden solo un diseño, seguro que falla en accesibilidad.

Si te venden contenido, seguro que tiene un mal diseño.

Si la programan a mano, seguro que no es accesible.

Recuerda que cada elemento tiene la función de conseguir tus objetivos de negocio:

  • Programación: Permitir a tus usuarios conseguir de forma sencilla y rápida una venta, una cita, un contacto…
  • Diseño: Una página elegante y atrayente que guíe a tus usuarios a tu objetivo, que no se pierdan.
  • Contenido: La forma de mostrar y convencer a tus clientes de lo que eres.
  • Accesibilidad: Tu web funcionando en cualquier dispositivo y que la gente pueda comprarte donde quieran y cuando quieran.

Paso 3: Atraer a gente a tu web

Te diré un truco, si tu web no está pensada para que guste a la gente, fracasará.

Así es, si al pensar tu web solo piensas en “yo haría, yo quiero” algo haces mal, tu web tiene que enamorar a otra persona, no a ti.

Necesitas que la gente descubra que tu web existe, convencerles de que entren, que les será util, y una vez dentro, guiarles para que hagan lo que tu quieras.

Si no atraes gente a tu web, tu web será otra del 90% de las que fracasan el primer año. Y habrás perdido tiempo y dinero.

¿Cómo puedo atraer a gente a mi web?

  • Puedes buscar a gente que busca los productos que ofreces. Esto es Adwords  y lo que típicamente se llama salir primero en Google.
  • También puedes anunciarte en webs de tu sector y atraerlos. Esto es publicidad de display.
  • Puedes también crear contenidos interesantes y difundirlos por internet. Esto es básicamente marketing de contenidos.
  • Puedes hacer colaboraciones estratégicas con otras empresas donde ambos ganéis. Esto es networking.
  • Puedes crear tu comunidad online buscando a gente por sus gustos y aficiones. Esto son redes sociales.
  • Puedes hacer eventos, exposiciones, demostraciones,etc en la calle para llevar a gente. Esto es marketing de eventos.

Revisa las preguntas del paso 1, ¿no te parecen similares a estas? Como ves, mucha gente se adelanta y confunde el comienzo con la mitad del camino. Y este es el problema de muchas webs, querer correr antes de saber andar.

Paso 4: Convencer a tus usuarios de que te compren/contacten/visiten/ etc.

Ya tenemos a algún consumidor en tu web. Ahora hay que intentar que hagan esa acción relacionada con tu negocio, como que te compren algo, te reserven, visiten tu tienda o te pidan un presupuesto.

Si el paso dos está bien hecho, la página debería guiar de forma sencilla al usuario en tu web para convencerle de que haga lo que tu quieres. No todo el mundo lo hará, el objetivo es que sea el mayor número posible.

Para conseguir este reto hay que utilizar herramientas de análisis. Estas herramientas te dirá que contenido es interesante para tus usuarios, que contenido no lo es, donde se pierden, y que puedes mejorar. Analizar estos puntos es vital para obtener los mejores resultados a un menor coste.

Paso 5: Medir, cambiar, optimizar, medir, cambiar, optimizar,…

Una web es algo vivo y tiene que estar en permanente cambio. Si hace mucho que no añades o cambias contenido o no has añadido funciones o quitado de tu web es que está abandonada. Así es.

Lo que un día funciona, al día siguiente está desactualizado. Cada día aparecen nuevas funciones que tienes que incorporar a tu web, o simplemente lo que ayer parecía sencillo y moderno ahora es confuso y desfasado.

Por eso es importante estar siempre alerta a nuevas cosas. Probar como mejorar tu web. Hacer tu web más útil, atrevida, interesante.

 

¿Has seguido estos pasos cuando has creado tu web?

¿O te has dejado llevar?

¿Necesitas mejorar tu negocio?

Apúntate y recibe gratis la guía:
"Los 3 conceptos que necesitas para dominar internet"


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies